jueves, octubre 19, 2006

MUERE LENTAMENTE

En el acto de colación de grado de la UES21, Juan Carlos Rabbat propuso leer un poema de Neruda. Quiero compartirlo con ustedes porque me gustó mucho. Espero les guste.

Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito, repitiendo todos los días los mismos trayectos, quien no cambia de marca, no arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.

Muere lentamente quien evita una pasión, quien prefiere el negro sobre blanco y los puntos sobre las "íes" a un remolino de emociones, justamente las que rescatan el brillo de los ojos, sonrisas de los bostezos, corazones a los tropiezos y sentimientos.

Muere lentamente quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo, quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, quien no se permite por lo menos una vez en la vida, huir de los consejos sensatos.

Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no oye música, quien no encuentra gracia en sí mismo.

Muere lentamente quien destruye su amor propio, quien no se deja ayudar.

Muere lentamente, quien pasa los días quejándose de su mala suerte o de la lluvia incesante.

Muere lentamente, quien abandona un proyecto antes de iniciarlo, no pregunta de un asunto que desconoce o no responde cuando le indagan sobre algo que sabe.

Evitemos la muerte en suaves cuotas, recordando siempre que estar vivo exige un esfuerzo mucho mayor que el simple hecho de respirar.

Solamente la ardiente paciencia hará que conquistemos una espléndida felicidad.

Pablo Neruda

5 comentarios:

NIco dijo...

Me encantó el poema. Me vino bárbaro a esta hora de la mañana, para sentirme vivo.

Maria Jose dijo...

Realmente hermoso el poema!
Me ayudo a reforzar mi dirio pensar:que lo mas hermoso que puede hacer una persona es ir atras de su sueño, de lo que realmente uno ama y hace con ganas, y no quedarse dormido en el intento por el solo miedo de fracasar.-

Edgardo Donato dijo...

María Jose: Soñar despiertos es el primer paso para animarse a vivir en serio. Una pregunta que me impacta mucho y que está en el libro "Quien se llevó mi queso" es : ¿Cuántas cosas más haríamos si no tuvieramos miedo?.
Un beso y gracias por yu comentario

José Gabriel dijo...

Muy buen poema, es muy inspirador, me hizo reflexionar acerca de mis actitudes con respecto a mis sueños. Al terminar de leerlo lo primero que dije fue, "Yo no quiero morir lentamente!", y con seguridad todos los que lo han leido o escuchado han dicho lo mismo que yo en su interior. Quiero agradecerte mucho esto que constantemente estas haciendo, de regar la semilla que todos llevamos adentro, la semilla de emprender!. Gracias!

Edgardo Donato dijo...

Buen momento este fin de año para planer un futuro lleno de vida. Gracias a ti por conversar a través del blog y sigamos impulsando sueños y realizaciones.
abrazo grande!